SOBRE LA SESION

SOBRE LA SESION
SOBRE LA SESIÓN:En el Masaje Tántrico, la activación de la energía sensual femenina, es un camino de meditación y sanación. Un conocimiento ancestral, que abarca todos los aspectos de la mente, el alma y el cuerpo.Recibiendo sesiones de masaje tantrico, notarás como las energías físicas y síquicas empiezan a manifestarse de forma especial y placentera.Según el antiguo culto del éxtasis de origen Hindú, denominado Tantra,el despertar de nuestra energía esencial (Kundalini) es considerado el mas poderoso de nuestros potenciales ocultos, ya que se trata de la energía cósmica misma, que es la causa y efecto al mismo tiempo para que todo exista, dicha energía se encuentra en estado latente, hasta que con el trabajo conciente de ciertos ejercicios y prácticas , este puede despertarse (capacidad de clarividencia y/o de sanación). En la sesión se trabaja,entre otras cosas, sobre logro del orgasmo pleno(físico-mental-espiritual),disolución de frigidez,control conciente y voluntario de la duración del coito.El Tantra como ciencia y arte de vida al no rechazar tu sexualidad, sinó todo lo contrario, potenciarla e integrarla a todos los aspectos de tu existencia puede transformarte en una persona íntegra y feliz.
"La mayoría de mis pacientes, después de trabajar conmigo durante una sesión, se van sintiéndose bien, y algunos sienten gozo o alegría. Por lo general, estos sentimientos agradables no duran mucho. Son el resultado de la experiencia que tuvieron en la sesión, de haberse liberado de alguna tensión que los limitaba, de sentirse más vivos y comprenderse más profundamente a sí mismos; pero no duran porque lograron ese avance con mi ayuda, y luego, cuando están solos, no son capaces de mantener ese grado de apertura y de libertad. Ahora bien: cada irrupción de sentimiento, cada liberación de tensión, es un paso hacia la recuperación del "self "(sí mismo), por más que uno no pueda conservar plenamente lo logrado. Otro motivo es que a medida que el individuo profundiza física y psíquicamente en su búsqueda, se encuentra con recuerdos y sentimientos más atemorizantes, que proceden de un período anterior de su niñez y que han sido más intensamente suprimidos en aras de la supervivencia. Pero al profundizar en el "self" se cobra coraje para abordar esos temores y traumas de un modo más maduro, o sea, sin negación ni supresión. En algún lugar profundo dentro de nosotros está el niño libre e inocente que sabía que el don de la vida era el don de la alegría."
DR. ALEXANDER LOWEN